miércoles, 4 de diciembre de 2013

ROBINSON CRUSOE

TÍTULO: ROBINSON CRUSOE

AUTOR: DANIEL DEFOE

EDITORIAL: EL PAIS, AVENTURAS

RESEÑA:

 Después de una trágica tormenta, un barco naufraga en una isla de América, pero  sólo se había salvado un hombre de los muchos que llevaba a bordo. Él se verá sólo ante la soledad de una isla deshabitada... ¿Podrá sobrevivir a las constantes necesidades que le surjan en su día a día?


      RESUMEN:

     Robinson Crusoe era un hombre que tenía un sueño: el de ser marinero y navegar. Pero su padre no quería que se adentrase en el mar, ya que sufriría grandes calamidades y todas por un capricho, teniéndolo todo en tierra. Sin embargo, Robinson emprendió su viaje sin hacer caso a los consejos de su padre, de lo que más tarde se arrepentiría. 

   Al poco tiempo de embarcar, él y sus compañeros cayeron prisioneros en manos de los moros, que les llevaron a Salé, donde estuvieron algunos años prisioneros. Lograron escapar, pero su salida no resultó exitosa, ya que Robinson naufragó en una isla después de que sus compañeros murieran ahogados por una terrible tormenta. Robinson estuvo obligado a aprender por sí solo a sobrevivir, construyendo toda clase de objetos y una casa donde vivir. Permaneció en la isla durante 28 años. En todo este tiempo consiguió vivir cómodamente gracias a sus grandes esfuerzos y nunca le faltó de nada.

  Pero hubo veces que temía por su vida, cuando más de tres veces desembarcaron en la isla canoas de caníbales donde hacían sus espectáculos y sus comidas. Una de esas veces Robinson logró rescatar a un prisionero que tenían los salvajes para su posterior festín, al que llamó Viernes, porque le rescató en este día de la semana. Se convirtió en un servidor fiel y leal, que más tarde llegó a ser su amigo. En el último año de su estancia en la isla llegaron aquí unos marineros ingleses y tras una serie de acontecimientos, Robinson pudo salir de ella con el barco de los ingleses acompañado de algunos de ellos que se sometieron a él por haberles salvado la vida y acompañado también  de Viernes. Finalmente llegó a Lisboa y decidió emprender una aventura por tierra que le llevaría a Dover (Inglaterra). Todo había cambiado, sus padres murieron... pero su capital aumentó. Sin embargo, se embarcó de nuevo para saber que fue de la isla donde vivió y para viajar rumbo a las Indias y a China.

    VALORACIÓN:

 Robinson Crusoe, es una auténtica novela de aventuras, donde se destaca el afán de supervivencia debido a las necesidades que surgen en el día a día. Se aprecia que en ciertos momentos de la vida no es conveniente que desobedezcas y que rechaces los valiosos consejos de tus padres, que a la vez, muchas veces son amigos, porque, probablemente te ocurran desventuras en tu vida. Esto lleva a que te arrepientas de tus actos y de no hacer caso a los que quieren lo mejor para ti; no por el hecho de lo mal que lo estés pasando, sino, simplemente porque no podrás retroceder en el tiempo y hacer que la decepción de tus seres queridos se desvanezca. Además se refleja el símbolo de amistad que hace que personas desconocidas terminen siendo más que amigos, hermanos. Virginia Sotomayor, 2º Bachillerato B.

No hay comentarios:

Publicar un comentario